QUIENES SOMOS
ARGUMENTARIO
HISTORIA EN BREVE
ESTATUTO AUTONOMIA
DERECHOS HUMANOS
CULTURA SAHARAUI
AGENDA
DOCUMENTOS
HISTORICOS
RESOLUCIONES ONU
ACTUALIDADES
BILBIOGRAFIA
OPINIONES / FORO
MAPA REINO
DE MARRUECOS
CONTACTENOS/PARTICIPA

GALERIA DE FOTOS
ARGUMENTARIO


Sahara Multitud es un portal que utilizará siempre un lenguaje  de estilo claro y directo, al alcance de todos, para explicar la pluralidad de la sociedad saharaui y para apoyar los anhelos y deseos de todas aquellas personas saharauis que, convencidos de los valores universales de democracia y libertad defienden un proceso de paz definitiva para la Región de Sahara Atlántico. Un proceso que esté basado en una solución política  aceptada por las partes implicadas en el diferendo y todo ello con el objetivo de lograr un desarrollo político, económico, social y cultural para esta comunidad a la que tanto estimamos.

El argumentario que a continuación se expone resume, después de  más de 30 años de observación reflexiva,  lo  que a nuestro entender consideramos más esencial y que constituye el deseo de la gran mayoría de la población saharaui, tanto la que reside en el territorio bajo soberanía marroquí como la que habita en otros lugares.

1. El proceso de recuperación del Sahara por parte del Reino de Marruecos comienza a través de un proceso de negociaciones directas con España que se inicia con la retrocesión de Tarfaya          (Cabo Jubi) y de  Tan Tan en el año 1958 y de Sidi Ifni en 1969.

El 16 de octubre de 1975 el Tribunal Internacional de Justicia dio a conocer un dictamen consultivo reconociendo la existencia de lazos de pleitesía entre las diferentes tribus del Sahara y los Sultanes de Marruecos. A raíz de este veredicto el Reino organizó una marcha pacífica hacia el territorio (Marcha Verde) que concluyó con la firma, a través de negociaciones directas, del acuerdo de Madrid del 14 de Noviembre de 1975, mediante el cual España retrocede  el Sahara a Marruecos.
El 10 de diciembre de 1975 la Asamblea General de Naciones tomó nota de este acuerdo adoptándolo en su resolución 345-B.

Sin embargo, el derecho de Marruecos  sobre esta parte de su territorio es cuestionado por Argelia que movilizó, desde entonces, todo su aparato diplomático y militar  para desestabilizar, a través del frente Polisario la consecución de la integridad territorial del Reino. Esta organización político-militar, de corte totalitario, desplazó, manu militari, a los Campos  de Tinduf algunos miles de habitantes de la zonas rurales del Sahara, que desde 1976 se encuentran aislados en una situación extrema a la merced de un partido político que no es “representante único del pueblo saharaui” como lo pretende ser, alegando esta representatividad sin ninguna legitimidad.

2. El comienzo, en 1976, de una guerra de güerillas en la Región, ocasionó numerosos costes humanos y económicos a todas  las partes implicadas en el diferendo. Una situación lamentable e  injustificable  que había desestabilizado  gran parte de esta zona. Por ello, una de las prioridades de Sahara Multitud es y será la  de abogar para que, nunca más, vuelvan las hostilidades y los enfrentamientos armados.
 
En este orden de ideas, resaltamos un Gran Evento: La cesación del fuego y de  las hostilidades decretado el seis de septiembre de 1991 por las Naciones Unidas con el acuerdo de las partes. Un evento al  que calificamos como el mayor  logro de los diferentes planes  de las Naciones Unidas. De hecho, desde entonces, la MINURSO no  ha inventariado ningún muerto por enfrentamiento armado entre las partes y parece que con ello la cultura de la guerra y del odio han quedado definitivamente descartados.

Gracias a este evento mayor, una cultura de paz se ha instalado,  desde hace 16 años, en la mente y en los corazones de la inmensa mayoría de la población civil  saharaui. Esta cultura de paz ha suscitado grandes anhelos tendentes a la búsqueda de una solución política negociada  justa y mutuamente  aceptada por las partes.

3. Logrado esto anterior que, ya de por si, es un éxito enorme,  el siguiente gran reto es lograr  la paz de los valientes, una paz sin vencederos ni vencidos, una solución política negociada que sea definitiva y justa y para ello debe  defender los intereses  esenciales y permanentes de  toda la población saharaui en  su conjunto, respetando su pluralidad y todos y cada uno de sus sectores  sociales o tribales. Una solución en la que quepan todos, que sea democrática, moderna y al mismo tiempo respetuosa con la cultura tradicional y las especificidades de la región.
Este reto consideramos que no es un sueño imposible, ni siquiera tarea difícil, si  existiera una voluntad política sincera por parte los Gobiernos del Reino de Marruecos y de la República de Argelia  para solventar este diferendo que no ha hecho más que durar y que a falta de su solución no se ha logrado aún  hacer avanzar la concretización de la Unión del Magreb  que tanto anhelan los pueblos de sus cinco Estados.

4. Sahara Multitud considera, sin tener ningún interés, excepto los intereses permanentes y esenciales de la población saharaui, que el Reino de Marruecos ha  dado una prueba, más que suficiente, de una enorme voluntad política  para encontrar una solución honrosa al diferendo  al presentar, solemnemente, en el mes de abril del año 2007, la Iniciativa marroquí para la negociación de un Estatuto de Autonomía para el Sahara. Un proyecto que el Consejo de Seguridad de la ONU en su resolución nº 1783 /2007 ha calificado de “serio” y “creíble” y al que nosotros apoyamos en este portal.

Dicho esto, creemos que ya es hora, después de más de 30 años de no solución a este contencioso, de que el Gobierno de  Argelia mueva ficha y no escape de sus responsabilidades. No es lógico que siga aferrándose a una posición fijada en 1975 por el régimen del coronel Bumedien. Un régimen que  imponía y defendía el sistema de partido único para Argelia, creando un poder  autista ante las reivindicaciones  de democracia  de la inmensa mayoría de los 29 millones de personas que constituyen el pueblo argelino. Y, ¿paradojas de la historia?, defendía en ese mismo momento  “la autodeterminación”  de “un pueblo saharaui  de 74.000 habitantes”.

  Sencillamente, por esta y otras muchas razones Sahara Multitud responsabiliza al gobierno argelino de la situación extrema e inhumana en la que se encuentran miles de personas en los Campos de Tinduf en el Sur de Argelia. A pesar de ello, alberga la esperanza de que  se percibirá, algún día, una luz al final de este largo túnel.  Y anhela de que muchas, todas las manos unidas nos traerán un cielo político despejado con nubes blancas formadas por  un inmenso vuelo de palomas como anuncio de una paz justa y definitiva.

 

CIUDADES SAHARA ON LINE
ENLACES NACIONES UNIDAS
PRENSA DE MAGHREB
PRENSA DE ESPAÑA
PRENSA DE FRANCIA
OTROS ENLACES DE INTERES
NOVEDADES POLITICAS
VIDEOS
DIRECCIONES UTILES
ARCHIVOS
Copyrightę2008, sahara multitud, all rights reserved,Designd by Linam Solution
Partenaires: aladabia , chafona